Chocolate velvet cupcakes y buttercream de dulce de leche


Me encantan los red velvet cupcakes, sólo que esta vez no les he puesto colorante rojo así que simplemente son chocolate velvet. Al llevar buttermilk hacen que queden mucho más esponjosos y suaves, una delicia... aunque tengo que probar otra receta que tengo que creo que salen todavía más buenos, habrá repetir ;)


 


Además tenía muchas ganas de estrenar la boquilla 1M de Wilton, la que enseño aquí. Y la verdad es que me ha encantado. También he aprovechado para practicar si me salía una rosa/flor y creo que para ser la primera vez, no ha estado del todo mal:


Esto es como todo, la práctica es fundamental.

Bueno, vamos con la receta, para aproximadamente unos 10 cupcakes:
  • 60 ml de aceite de oliva suave
  • 160 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de cacao en polvo sin azúcar (yo uso el de la marca Valor)
  • 1 cucharadita y media de esencia de vainilla
  • 125 ml de leche
  • 1 cucharadita de zumo de limón o vinagre blanco
  • 150 g de harina
  • media cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de vinagre blanco
Para la buttercream:
  • 150 g de mantequilla
  • 150 g azúcar glass
  • 1 cucharada de leche
  • 2 cucharadas de dulce de leche
Primero y muy importante es que todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, para la buttercream también.

Mezclar en un recipiente la leche con el zumo de limón o el vinagre, en unos 5-10 minutos se cortará. Así es como se hace el buttermilk casero.

En un bol batir el azúcar con el aceite. Después añadir el huevo y la esencia de vainilla.

Por otra parte, tamizar juntos la harina y el cacao. Añadir a la masa anterior la mitad de esta mezcla, batir hasta que esté completamente integrado. Añadir la leche, volver a batir y añadir el resto de harina y cacao.

Por último, en un vasito mezclar el vinagre con el bicarbonato, añadir a la masa y acabar de batir.

Precalentar el horno a 170ºC. Distribuir la masa en las cápsulas de papel sin llenarlos más de 2/3 partes y hornear durante unos 20 minutos. Pincharlas con un palito para comprobar que sale limpio y están completamente cocidos. 

A continuación sacar del horno y pasados unos 5 minutos pasarlos a una rejilla para que se enfríen bien.


 Para la buttercream:

Tamizar el azúcar glass y batirlo junto a la mantequilla, la leche y el dulce de leche hasta que se obtenga una masa cremosa y estén todos los ingredientes integrados. Este paso creo que es imposible hacerlo a mano, así que se necesitaran unas varillas eléctricas, si no eres un privilegiado que tiene una Kitchen Aid ;)

Cuando estén los cupcakes totalmente fríos decorar con una manga pastelera.

Hasta pronto!!




Comentarios

  1. Guau, esto ya es de nivel avanzado, ¿no? vaya pinta tienen!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pastel de queso mascarpone y yogur griego

Profiteroles de queso

Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *