7 de abril de 2013

Pan básico con fermento

Hola!!!


Ahora me ha dado por aprender a hace pan, así que mi hermana y yo fuimos el 17 de marzo en un curso de pan de Ibán Yarza, era sobre introducción al pan artesano. Fueron más de 5 horas, aprendimos un montón y fue muy interesante.

El pan que hicimos en el curso, nos llevamos la masa a casa, pero creo que me pasé fermentando y no me quedó demasiado bien..

Nos dio cuatro recetas y me decidí probar a hacer esta que es un pan básico con fermento. Este sí que me gustó como me quedó!!


Pan básico con fermento:
  • Fermento: 200 g de harina + 120 g de agua + 2 g de levadura
  • 300 g de harina panificable
  • 180-205 g de agua
  • 10 g de sal
  • Levadura: de 0 a 6 g
Primero hay que hacer el fermento, sólo hay que mezclar los ingredientes en un bol y dejar reposar a la nevera entre 1 y 3 noches, incluso también se puede congelar.


El día que se vaya a hacer el pan sacar el fermento de la nevera una hora antes para que coja temperatura ambiente y añadir el resto de ingredientes.

El agua es mejor ponerle primero los 180 g y si vemos que le hace falta más echarle un poco más. 

La levadura es opcional, yo no le puse más, pero se puede añadir. Cuanta más levadura lleve menos tardará en fermentar.

Mezclar todos los ingredientes y dejar reposar unos 30 minutos.

Después hay que amasar un poco y hacer la primera fermetación, que puede durar sólo una media hora.

Después dar la forma deseada y poner en un bol con un paño de cocina y con el fondo cubierto de harina y dejar fermentar de nuevo. A mi me tardó unas 4 horas, todo depende de la levadura que lleve, la temperatura que haya, la humedad... para saber si está hecho se puede cortar un poco para ver cómo está la masa por dentro, si al cortar se ve la miga del pan es que ya está listo.

Para hornear precalentar el horno a 250ºC y con una fuente de horno, que no sea de cristal, en la parte baja del horno. Cuando el  horno esté caliente introducirlo en el horno y añadir agua a la fuente que hemos puesto en la parte baja para así crear humedad, también se pueden pulverizar con agua las paredes del horno cada 5 minutos.

Cuando hayan pasado 15 minutos bajar la temperatura del horno a 200ºC y retirar la fuente con el agua. También es aconsejable que durante estos 15 minutos sólo esté puesto el calor en la parte de abajo del horno y cuando se baje la temperatura poner el calor arriba y abajo.

Hornear durante unos 45-50 minutos más. Cuando se saque del horno al golpear la base tiene que sonar a hueco.

Dejar reposar sobre una rejilla varias horas e incluso un día entero.



Espero haberme explicado bien...

Hasta pronto!!

3 comentarios:

  1. Tiene una buena pinta de crujiente por fuera y esponjoso por dentro

    me quedo por aqui

    ResponderEliminar
  2. Tu blog me ha encantado asi que si me lo permites hay unas menciones o premios para blogs con menos de 200 seguidores y si quieres recogerlo puedes pasarte por

    http://principiantedelacocina.blogspot.com.es/2013/04/3-premio-o-mencion-recibida-y-primer.html

    ResponderEliminar