23 de abril de 2014

Mermelada de fresas y frambuesas

Hola!!!


Desde que hice por primera vez mermelada en casa no he parado, son muy fáciles de hacer, son mucho más sanas y están riquísimas. Además siempre aprovecho la fruta de temporada, así que esta vez han tocado fresas y como también tenía unas frambuesas congeladas las he aprovechado. Le dan un toque ácido que me encanta!!

Con respecto al azúcar, sé que es un conservante, pero como voy haciendo en pocas cantidades no me gusta ponerles demasiado, me gusta que sepa a fruta, no a azúcar. Nunca suelo llegar al 50% del peso de la fruta, pero eso va a gustos...


Ingredientes (para unos 2 tarros medianos):
  • 500 g de fresas
  • 200 g de frambuesas
  • 300 g de azúcar
  • el zumo de un limón

 El día anterior, lavar las fresas y cortarles las hojitas, cortarlas en trocitos, añadirles las frambuesas y el zumo de limón. 

Añadir el azúcar y remover, dejar macerando en la nevera. Al día siguiente se habrá formado un almíbar y la fruta estará muy blandita.

Al día siguiente, esterilizar los tarros, para ello introducir los tarros y las tapas en agua en una olla y cuando empiece a hervir dejarlos unos 2 o 3 minutos. Dejarlos secar boca abajo mientras se hace la mermelada.

Poner las frutas en una olla a cocer, unos 20 minutos, cuando halla espesado y la fruta todavía esté mas blandita. Ir desespumando para quitar las impurezas.

A mi me gusta triturarla porque no me gusta encontrarme trocitos y, en este caso, también la he colado para no encontrar las pepitas de las frambuesas. Pero no es necesario.

Llenar los tarros con la mermelada caliente, con mucho cuidado de no quemarse, llenarlos hasta arriba y darles la vuelta para que hagan el vacío y dejarlos así hasta que estén completamente fríos.

Y ya está, facilísima y riquísima!!

Hasta pronto y bon profit!!

6 de abril de 2014

Muffins de frambuesas y chocolate blanco

Hola!!


Uno de tantos días a los que voy al Lidl vi en la sección de congelados frambuesas congeladas así que me las llevé para casa sabiendo que no durarían mucho, además van genial porque siempre puedes tener en casa para lo que sea.

Y en este caso la combinación del ácido de la frambuesa con el dulzor del chocolate blanco es espectacular.


Ingredientes (para unos 10-12 muffins):
  • 125 g de mantequilla en punto pomada
  • 165 g de azúcar
  • 2 huevos
  • 225 g de harina
  • 1 sobre de levadura
  • 2 cucharadas (tsp) de natillas en polvo
  • 125 ml de leche
  • 100 g de frambuesas
  • 100 g de pepitas de chocolate blanco

Con ayuda de unas varillas eléctricas, batir la mantequilla junto con el azúcar. Añadir los huevos uno a uno hasta que estén bien integrados. 

Con una cuchara de madera o una espátula, añadir la harina, la levadura, las natillas y la leche y mezclar bien.

Por último añadir las frambuesas y las pepitas de chocolate blanco, con cuidado de no "chafar" muchos las frambuesas.

Repartir en las cápsulas de papel y hornear, con el horno precalentado, a 180ºC durante unos 25-30 minutos.

Bon profit y hasta pronto!!